Trabajamos todos los dias por tu Salud

Direccion : Santa Rosa 770 - Cordoba
  Atención al cliente : (0351) 4466800
Turnos: 3515735015 | 3517062795

Mes del cáncer de mama

¿Qué es el cancer de mama?

El cáncer de mama es uno de los cánceres más frecuentes en la población femenina y su impacto en la mujer es devastador. Conlleva efectos tanto en lo físico; lo psicológico -producto del temor a su reaparición y a su impacto emocional-, así como en el campo social referido a lo laboral e interpersonal. Este es un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria.

Representa la primera causa de muerte por tumores en mujeres, siendo las tasas más elevadas entre los 50 y 80 años. Sin embargo, una detección temprana es fundamental, ya que cuanto más pequeño sea el tumor más altas son las probabilidades de curación y menos invasivo es el tratamiento.

¿Cómo me hago el diagnóstico?

El examen físico realizado por un profesional y la mamografía son las dos técnicas necesarias para su evaluación. El examen clínico lo realiza el médico que observa y palpa las mamas en busca de nódulos u otras alteraciones. La aparición de nódulos es algo frecuente, pero no implica por ello que sea un cáncer, para poder distinguirlo, la consulta es indispensable. Se aconseja realizarse mamografías de forma periódica, a partir de los 40 años, existan o no factores de riesgo. Obtener un diagnóstico de cáncer de mama de manera precoz, mejora la supervivencia y consecuentemente la calidad de vida.

¨La mamografía permite diagnosticar tempranamente esta enfermedad y ofrecer mejores oportunidades de cura.¨

Una vez que se realizó la mamografía, si ésta es sospechosa, el paso siguiente es la biopsia. La misma consiste en la extracción de células y tejidos para que un patólogo pueda observar y verificar si existen signos de cáncer.

Al impacto que la palabra “cáncer” de por sí tiene, se suman miedos y angustias no siempre fáciles de manejar.

Luego del diagnóstico, aparece la angustia respecto al tratamiento y otro fantasma como es la “quimioterapia” y sus efectos secundarios. La necesidad de tener que enfrentarse con la posibilidad de la muerte y los cambios en la imagen corporal, hacen necesario el apoyo psicológico.

El estrés, la ansiedad y la depresión son problemas comunes durante el transcurso del tratamiento de un cáncer de mama. Los problemas para dormir son también frecuentes, así como suelen verse afectadas las relaciones interpersonales, en particular, la relación de pareja.

¨Más del 75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar.¨

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento al que se somete cada mujer es diferente. La biología y el comportamiento del cáncer de mama influyen en el plan de tratamiento por el cual opta el profesional. Es fundamental comprender el proceso al cual se va a estar sometida, dado que esto disminuye los montos de ansiedad y predispone mejor al paciente.

Las principales formas de tratamiento conocidas son: la radioterapia, la quimioterapia, los tratamientos hormonales y la cirugía conservadora o la mastectomía de acuerdo a cada caso individual. Esta última, es la que conlleva más impacto tanto a nivel físico como psicosocial. El cambio drástico sobre la imagen corporal puede venir acompañado de aislamiento y suele tener alto impacto sobre la vida sexual de la mujer.

El pronóstico a largo plazo para las pacientes con cáncer de mama ha mejorado significativamente en las últimas décadas, en particular para las diagnosticadas de forma precoz.

¿Qué impacto psicológico tiene el cáncer de máma?

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama puede ser uno de los eventos más angustiantes que puedan experimentar las mujeres. Tanto en el proceso diagnóstico como durante su tratamiento, se suele experimentar síntomas de ansiedad y depresión, temor a una futura recaída y una gran conmoción producto de los cambios en la imagen corporal. Los cambios físicos, emocionales y de estilo de vida vinculados con el cáncer y los efectos secundarios de los tratamientos dejan una huella muy fuerte en la vida de los pacientes.

La recuperación emocional lleva más tiempo que la recuperación física y es a veces menos previsible. El trabajo sobre la imagen corporal y la sexualidad es primordial para estas personas. Ya sea por cambios físicos transitorios o perdurables, la percepción de la imagen corporal se ve afectada. La presión social para volver a la normalidad es intensa, pero se necesita tiempo para crear una nueva imagen de sí mismas que incorpore la experiencia vivida y sus cambios corporales. Ese impacto no siempre se produce frente a una mastectomía, sino también ocurre cuando se hace una cirugía conservadora que no extirpa la mama. Muchas veces es producto de una suma de factores entre los que está la conciencia de vulnerabilidad que el diagnóstico de cáncer produce (y esto es igual frente a cualquier cáncer), frente a la sensación de que “nuestro cuerpo no nos pertenece”.

El apoyo psicológico es fundamental para preservar la salud mental y elaborar el impacto sobre su propia vida. También ha demostrado efectos positivos poder empatizar con otras personas que hayan transitado por lo mismo. Es primordial abordar el estado emocional de la mujer dado que influye directamente en el proceso de afrontamiento y recuperación.

Para muchas mujeres, esta crisis que amenaza la vida finalmente puede resultar en una oportunidad para el crecimiento personal que mejore y transforme la vida. Cabe destacar, que estos procesos también generan emociones intensas en la red de apoyo que conforman quienes acompañan a los pacientes durante su recorrido. Es así, que el conjunto de los familiares y en especial la persona más cercana al paciente también requerirá contención psicológica.

La calidad de vida, siempre es definida en forma individual, es diferente para cada persona. Transitar la enfermedad, tratando de preservarla, es un desafío tanto para el equipo de salud como para las pacientes.

* Dra. Alicia Lapidus. Obstetra y Ginecóloga, MN 51532
* Lic. Mora Zaharya. Psicóloga, MN 34064

Fuente: https://www.saludfemenina.net/mes-del-cancer-mama/

Leer mas

Síndrome de Ovario Poliquístico: un padecimiento aleatorio entre las mujeres

Durante la pubertad y adolescencia Nancy tenía períodos menstruales irregulares, exceso de vello corporal y una constante lucha sin resultados por bajar de peso; la causa de sus problemas la descubrió en un diagnóstico médico: Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).

Como Nancy, “toda mujer que empiece con su regla hasta que presente la menopausia puede manifestar este síndrome”, debido a que “es completamente aleatorio”, dijo a Efe Zarela Chinolla Arellano, especialista en ginecobstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Chinolla Arellano indicó que el síndrome integra varias características clínicas, la principal es la alteración menstrual, es decir, retraso del ciclo por más allá de 40 días, incluso por periodos de tres o seis meses hasta casi un año.

Un ciclo menstrual adecuado tendría las características de ser cada 25 a 35 días, con dos a siete días de sangrado, de entre cuatro a cinco toallas por día o no mayor a 80 mililitros en la copa menstrual durante todo el periodo.

“Si no tiene estas características, eso sería un dato para acudir al médico”, señaló la especialista.

La segunda manifestación del síndrome se deriva de la elevación de andrógenos (hormonas sexuales masculinas que en bajas cantidades son normales en mujeres): aumento de vello, tendencia a la obesidad principalmente en el abdomen y acné aun en la etapa adulta.

Y la tercera manifestación es el exceso de folículos o quistes en los ovarios, cuya presencia es normal en los primeros días del ciclo para que uno de ellos crezca, genere la ovulación y después desaparezca o sea fecundado.

Sin embargo, en las pacientes de SOP “son tantos (folículos) que ninguno crece, no permite la ovulación, por lo tanto tienen problemas para embarazarse o para tener ciclos menstruales regulares”, indicó la ginecobstetra.

Nancy de 20 años de edad, recordó que con apenas 15 años ya lidiaba con el síndrome que, para antes de ese momento, era desconocido por ella y su familia, y le causaba afecciones en su vida personal y social.

“No me concentraba”, refirió la joven al hablar de su bajo rendimiento escolar durante la preparatoria, pues “tenía muchas inseguridades, creía que me iba a dar cáncer o que no iba a poder tener hijos”.

Entender que, debido al síndrome, a la joven se le dificultaba perder peso, cambió su vida: “a pesar de que siempre me había mantenido con una dieta sana y ejercicio, me di cuenta que tenía que esforzarme aún más”, afirmó Nancy.

Sin embargo, -continuó- “gracias al tratamiento empecé a bajar de peso, como lo hace una persona normal, entonces me sentía bien y mi autoestima empezó a crecer”.

El tratamiento para el Síndrome de Ovario Poliquístico varía según el caso de cada mujer, “como es una condición que no se sabe a quién le va a dar, es conveniente que lleven diagnóstico y estar en revisiones constantes”, consideró la especialista.

En algunas mujeres es suficiente con mantener una rutina específica de dieta y ejercicio, en tanto que, otros casos requieren de un tratamiento hormonal, debido a que el síndrome lo desencadena la elevación, transitoria o permanente, de andrógenos.

Por ello, la doctora Zarela Chinolla Arellano enfatizó que es importante acudir al médico al detectar algo inusual, con el fin de aclarar dudas y recibir un tratamiento oportuno.

Por ejemplo, “si una paciente con el síndrome tiene la fortuna de encontrar el embarazo pero nunca se atendió, aumenta el riesgo de enfermedades hipertensivas, abortos espontáneos y diabetes gestacional”, advirtió.

La especialista concluyó que, aunque el Síndrome de Ovario Poliquístico afecta a entre el 6 y 8 % de las mujeres a nivel internacional y es irreversible, “se puede controlar perfectamente bien para que lleven una vida normal”.

Fuente: La Voz del Interior.

Leer mas

Marihuana: aseguran que no hay evidencia de algunos beneficios terapéuticos

La marihuana alivia los dolores físicos y ayuda a dormir pero también puede incrementar el riesgo de sufrir esquizofrenia, indica un estudio de una comisión asesora del gobierno de EE.UU.

La falta de datos sobre el tema constituye un peligro para la salud pública, dice el reporte de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU.

Los expertos revisaron los estudios relevantes realizados desde 1999, y derivaron de ahí casi 100 conclusiones sobre los potenciales beneficios y riesgos del uso medicinal de la marihuana.

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó en noviembre un proyecto que busca regular la importación y consumo del aceite de marihuana para su uso en pacientes con determinadas patologías, una iniciativa que pasará ahora al Senado para su debate y eventual aprobación definitiva como ley.

A favor

El estudio halló que la marihuana alivia el dolor crónico y que sustancias afines alivian las náuseas que acompañan a la quimioterapia.

En distintos niveles, también se ven beneficios en el alivio de los espasmos o calambres musculares característicos de la esclerosis múltiple.

Hay también indicios de que la marihuana o sustancias afines estimulan el apetito en la gente que sufre de sida y atenúan los efectos del síndrome de estrés postraumático.

En contra

Pero el estudio aclara que no hay evidencias fehacientes de que la marihuana sirva para tratar el cáncer, la inflamación intestinal, la epilepsia, el mal de Parkinson o las adicciones.

También indica que es probable que el consumo de cannabis aumente el riesgo de desarrollar esquizofrenia, trastornos de ansiedad social y, en menor medida, depresión.

De la bibliografía científica también surge que los usuarios intensivos de marihuana son más propensos a reportar pensamientos suicidas que los no consumidores.

A su vez, los expertos encontraron que no existe un vínculo entre fumar marihuana y los cánceres típicamente asociados con el tabaco (de cabeza, cuello y pulmón). Pero sugieren que fumar marihuana en forma regular se asocia con la bronquitis crónica y la producción de flema.

La evidencia indica también que las personas que consumen más cannabis son más propensas a ser adictas y que cuanto más jóvenes comienzan, más probabilidades tienen de abusar de esta droga.

Más estudios

Hay varias razones por las cuales faltan datos sobre el tema.

Por ejemplo, que por ser una sustancia prohibida, los científicos tienen muchas dificultades para que le autoricen proyectos de investigación.

El reporte añade que la prioridad dada a los estudios sobre las desventajas de la marihuana entorpece la realización de estudios sobre las ventajas.

Fuente: La Voz del Interior

Leer mas